Ahora que se acerca el verano y que las temperaturas comienza a elevarse podemos darnos cuenta de que en unas semanas empezaremos a pasar mucho tiempo en el agua. Aunque un baño refrescante siempre viene bien, en algunos casos nos puede provocar molestias. Por ello, en esta ocasión te vamos a explicar cómo evitar la otitis del nadador en biopiscinas.

En primer lugar conviene aclarar que se trata de una patología en la que se produce una inflamación del oído externo, lo que causa bastante dolor. La parte externa del oído está inflamada y enrojecida, pero normalmente antes de producirse la inflamación nuestro cuerpo ya nos ha dado avisos, como la aparición de un picor intenso en la zona.

Para saber cómo evitar la otitis del nadador en biopiscinas, hay que tener claro qué la produce. Pues bien, esta patología se suele producir porque al salir del agua hay una parte de la misma que queda dentro de nuestros oídos.

La humedad dilata los poros, aumenta la generación de bacterias y se produce la infección del conducto auditivo.

¿Cómo evitar la otitis del nadador en biopiscinas?

Pues en realidad de una forma muy sencilla. Cada vez que salimos del agua debemos secar bien los oídos y asegurarnos de que no queda nada de agua o humedad en ellos. Usando siempre una toalla suave y limpia.

En ningún caso se recomienda el uso de bastoncillos de algodón dentro del canal auditivo. La cera cuando se moja se infla y al empujarla con el bastoncillo se puede generar un tapón.

¿Y si ya tienes infección?

En este caso lo mejor es que acudas a tu médico, que seguramente te mandará un tratamiento que consistirá en gotas antibióticas y antiinflamatorios. En un plazo de tres a cinco días los síntomas irán remitiendo, pero deberías mantenerte alejado/a del agua durante al menos diez días para garantizar una buena curación.

Dejar un comentario