La demanda de construcción de piscinas ecológicas ha crecido en los últimos tiempos y es que cada vez la sociedad es más consciente de la importancia que tiene el optar por un estilo de vida más sostenible.

Muchas personas se interesan en la construcción de piscinas ecológicas para tener en casa una alberca en la que refrescarse que además sea respetuosa con el medio ambiente. Lo que no todo el mundo sabe es que este tipo de piscinas también son muy beneficiosas para la salud humana e incluso para la salud animal si las mascotas de la casa también disfrutan de baños en la piscina.

La principal característica de este tipo de piscinas es que en ellas el filtrado se hace de una forma natural. Durante la construcción de piscinas ecológicas se construye un biofiltro en el que las plantas y las gravas se encargan de filtrar todo el agua de la piscina de igual forma a la filtración que se lleva a cabo en la naturaleza.

Esto implica que el agua está en constante movimiento pasando por el biofiltro y no es necesario usar cloro u otros productos químicos como antialgas para que el agua esté en óptimas condiciones para el baño.

La ausencia de cloro significa que ya no habrá más picores en la piel ni enrojecimiento en los ojos causado por el cloro, tampoco habrá que preocuparse si los más pequeños de la casa tragan algo de agua mientras se están bañando.

No usar cloro es bueno para nuestra piel, pero también para el medio ambiente, puesto que en caso de tener que vaciar la piscina el agua que se vierte al medio ambiente está totalmente libre de productos químicos. No obstante, gracias al sistema natural de filtrado, no es necesario vaciar la piscina periódicamente, lo que también es una gran ventaja para el medio ambiente.

Descubre otras ventajas de una piscina sin cloro.

Leave a comment